La Sombra Me Sonrió – Historia Para No Dormir

Quisiera saber si es verdad que los fantasmas de niños no existen??.. Sino que son demonios que se hacen pasar por niños… Para que uno los deje entrar a su espacio o en su casa por pensar que no nos harán daño. LES CONTARÉ ALGO QUE ME SUCEDIÓ: Un relato aterrador La Sombra Me Sonrió.. Esto es para no dormir del miedo

La Sombra Me Sonrió

La sombra me sonrió
La sombra me sonrió

Anteriormente yo vivía en una casa que rentábamos en la cual se nos aparecía siempre un niño.. El cual no pasaba de los 5 años, por su estatura pero nunca le vimos los pies.. Al principio no le tomamos interés, ya que pensábamos que solo era nuestra imaginación.. Pero al paso de los meses ya escuchábamos que se abrían las puertas de los cuartos y el baño o se cerraban solas..

Como era de 2 plantas exactamente a las 3:00 A.m. se escuchaba que dejaban caer una pelota por las escaleras.. Sabíamos que no era nadie porque no había niños y estábamos solos. Ya al final para no hacer tan tedioso mi relato, un día regresó de trabajar y estaba sola… Porque mis compañeros de cuarto y mi hermano se habían ido de fin de semana cada quien a su casa.. (Eramos estudiantes universitarios en esos momentos).

Cuando regresaba claramente vi a alguien sentado en la sala, pensando que mi hermano se había quedado para acompañarme… Entró corriendo sólo para darme cuenta que no había nadie… En ese momento moría de miedo pero no tenía a donde ir, así que decidí dormir abajo en la sala..

Nuevamente a la misma hora escuche unos pasos que bajaban de las escaleras y vi a una sombra negra que bajo las escaleras… Abrió la puerta del baño, yo me quedé paralizada… Después se cerró la puerta y vi salir a la sombra del baño volvió a subir y cuando estaba subiendo regresó a verme y la sombra me sonrió…

Es lo más horroroso que pudo haberme hecho, y terminó de subir.

Yo no me pude mover hasta que amaneció y salí de ahí, fue lo último que aguante, decidimos salirnos de ahí.. Cuando nos estábamos cambiando encontramos en la parte de atrás de la escalera una puerta pequeña… En la cual había como un cuartito chico para guardar cosas, lo más extraño es que estaba lleno de cucarachas y otros bichos rastreros…

En sus paredes había pentagrama, cera escurrida por todos lados pero de color negro, lo que se nos ocurrió hacer fue echarle agua bendita, grave error… Como somos católicos y en lo que estábamos haciendo eso y rezando se cerraron las puertas de todos los cuartos.

Ustedes que opinan sobre eso, mencionó lo del niño porque fue lo primero que vimos, luego lo de las puertas que se abrían y cerraban.. Por último la sombra negra que vi.
Es mi relató y es algo que a mi me paso no es broma, no me gusta jugar con eso.. Sobre todo es la primera vez que me atrevo a contar esto en un grupo.

Relato y créditos de Leidy Romero

La Sombra Me Sonrió – Historia Para No Dormir, espero que dejes tu comentario, recuerda que en historias de terror puedes encontrar mas relatos aterradores te dejo dos que te podrían gustar…

– Cementerios – 3 Relatos Reales Muy Aterradores

– La Silueta Oscura De la Habitación ¡Historia Aterradora Verídica!

Loading Facebook Comments ...

2 opiniones en “La Sombra Me Sonrió – Historia Para No Dormir”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *